En el mes de octubre el equipo de Cobranza Coactiva del SAT Piura ejecutará alrededor de 300 ORDENES DE EMBARGO a contribuyentes morosos del Impuesto Predial y Arbitrios municipales, así lo informó el Gerente General del SATP Dr. Valentín Soto Llerena. La medida se viene realizando como parte de las acciones para recuperar la cartera pesada de contribuyentes con deuda de hace 2 a 3 años.

La Ley 26979, Ley de Procedimiento de Ejecución Coactiva faculta al SATP realizar embargos a los inmuebles de cuyos propietarios se encuentren en situación morosa en sus obligaciones tributarias con el SAT Piura. Se informó además, que de existir el impedimento por parte de los contribuyentes embargados en el momento de la intervención, el ejecutor del SATP puede solicitar al Juez una Orden de Descerraje para llegar con personal policial y ejecutar de forma inmediata el embargo de los bienes. Esta Orden de Descerraje es una herramienta legal que tiene la entidad recaudadora para ejecutar los embargos por la fuerza.

Cintya Livia, Jefa de la División de Cobranza Coactiva del SATP, dijo que “No les templará la mano  al momento de ejecutar los embargos, porque es el procedimiento de cobranza que debemos seguir ante la negativa de pago de muchos contribuyentes”,  por ello, recomendó a los contribuyentes a regularizar sus deudas tributarias y no esperar perder sus bienes cuando se ejecuten las medidas de embargo.

Entre los contribuyentes con Orden de Embargo se encuentran empresas, restaurantes, agencias de transporte, Institutos, ferreterías, y personas naturales, quienes tienen deudas desde los 3 mil soles hasta montos superiores a los 50 mil soles. Para el Gerente del SATP, estas acciones de cobranza se realizan luego de que el equipo de ejecutores coactivos han agotado las vías del diálogo con los contribuyentes morosos y dado las facilidades como el fraccionamiento de deudas cuando la cobranza estaba en la cartera ordinaria.

Si los contribuyentes no se apersonan a regularizar sus deudas la Ley nos faculta a realizar el embargo de los bienes muebles a través de una Orden de Descerraje o al embargo de las cuentas bancarias. “Hay situaciones en que son inquilinos los que se encuentran ocupando los predios a embargar, pero eso no los excluye de la deuda, sobre ellos también recae la responsabilidad, es una mercep conductiva la que se ejecuta en este caso” señaló el Dr. Valentín Soto.